• Youtube
  • Facebook
  • Webmail
Gaztetxo.comwww.gaztetxo.com
Cartelera

Instrucciones:

a) subir una imagen de tamaña de ancho 340 pixeles. El alto puede ser 455 pixeles o cualquier otro.

b) el título de la sección se indica en el campo RESUMEN

  • Sábado, 22 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
  • Domingo, 23 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
  • Sábado, 29 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
Noticias destacadas

Somos la Asociación Juvenil Centro Juvenil María Auxiliadora.
Estos son nuestros datos:

Centro Juvenil «Maria Auxiliadora» Gaztetxo Elkartea
SALESIANOS DONOSTIA
Lizardi kalea, 12 (Intxaurrondo auzoa)
CP 20015
DONOSTIA/SAN SEBASTIÁN (Gipuzkoa)

Email Ofic. de Comunicación: info@gaztetxo.com
Email Entradas Teatro:
musical@gaztetxo.com

Web desarrollada con DM Corporative.
Todos los derechos reservados.

acc

Tiburón y nexus, las nuevas drogas que arrasarán este verano [LA RAZÓN]

La llegada del estío dispara el consumo de sustancias de diseño en áreas turísticas - Los traficantes mezclan antidepresivos para sortear la ley.


Los camellos se preparan para hacer su agosto. La llegada del verano y la búsqueda de la diversión por parte de los jóvenes en la multitud de fiestas, «raves» o festivales de música que se preparan para estos meses en nuestra geografía, lleva a los traficantes de drogas a desplegar toda su astucia para seducir y engañar a sus víctimas. En plena avalancha de datos sobre el policonsumo de estupefacientes, la baja percepción juvenil del riesgo y la concurrencia de trastornos adictivos y otros problemas psíquicos, surgen nuevas amenazas en el mercado de las drogas.

A la larga lista de sustancias tóxicas como la cocaína, el éxtasis, el LSD o el «speed», se suma ahora una nueva droga conocida como el «tiburón», cuyo principal componente, la m-cpp (meta-clorfenilpiperazina) es un medicamento que se vende de forma legal en 16 países como un fármaco antidepresivo.


Descubierta en una redada

Su circulación por España salió a la luz hace unas semanas tras la Operación Biberón, en la que la Policía y la Guardia Civil desarticularon una red dedicada a la venta y distribución de unas pastillas psicotrópicas hasta entonces desconocidas. Las 31.000 unidades incautadas llevaban troquelado un tiburón.

Desde Energy Control, entidad que ofrece información a los jóvenes en los espacios de ocio con el fin de disminuir los riesgos del consumo de drogas, alertan de la peligrosidad de estos comprimidos tras haber detectado su presencia en numerosos eventos: «Esta droga produce desde molestias gástricas, dolores de cabeza, mareos y vómitos, hasta reacciones de pánico, ansiedad y alucinaciones», explica su coordinadora, Nuria Calzado.

Los tiburones, que se presentan en comprimidos blancos con motas de colores donde también aparecen logos de firmas comerciales, como Lacoste, Mitsubishi, Rolls Royce o Versace, se han empezado a distribuir en el mercado negro con la misma apariencia que las pastillas de MDMA (éxtasis), presentándolas y vendiéndolas como si se tratara de esta droga.

«Para las personas implicadas en el tráfico de MDMA, las piperazinas constituyen una alternativa ideal, pues el hecho de que sean legales les ahorra problemas con la justicia y les libra de realizar todo el proceso de producción, pues únicamente tienen que troquelar en forma de comprimidos de MDMA la piperazina en polvo que han comprado libremente y a buen precio por internet», indica la experta.


Un anestésico para animales

Algo similar pasa con la ketamina, un anestésico veterinario que se emplea para adormecer a los animales en el trayecto al matadero, que se ha puesto de moda en las pistas de baile con el nombre de «special K».

Como en el caso del tiburón, tampoco la ketamina está fiscalizada, motivo por el cual las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen difícil su control, pues según revelan fuentes de la Guardia Civil, «la incautación de estas sustancias no puede ser incluidas dentro del tráfico de drogas, sino como un delito contra la salud pública». Al ser drogas legales, tampoco pueden detectarse en los test de drogas.

Otra de las sustancias que inundarán las salas de baile este verano y que ya empiezan a desplazar al éxtasis es el nexus, bautizado como «droga genital». Se presenta en cápsulas o pastillas que contienen un polvo brillante, derivado de la mescalina. Sus efectos, que se prolongan entre cuatro y ocho horas, producen alucinaciones y una extrema sensibilidad del gusto, el olfato, el tacto y la zona genital. «Se intensifican los sentidos y aumenta la temperatura corporal. Te da una sensación muy placentera, es como si fueras ingrávido y te instalaras en un orgasmo continuo. Esta droga potencia las relaciones sexuales, pero si te pasas en la dosis puedes perder el control y sufrir un caos mental», explica Víctor, un joven de 24 años estudiante de arquitectura, quien, como todos los años, este verano recorrerá varias de las ciudades donde tienen lugar los grandes festivales de música.


Derivados del éxtasis

El cristal, un derivado del éxtasis pero que se presenta en formato polvo o en forma de pequeña roca, es otra de las sustancias que llevará a cientos de jóvenes este verano a bailar hasta el amanecer. Con efectos mucho más intensos que la cocaína, este estimulante genera adicción con gran rapidez. Otra anfetamina muy afin al MDMA es el Mde o Eva, unas pastillas que también circulan por el mercado negro que producen euforia y entusiasmo.

El verano ha llegado, es tiempo para descansar y disfrutar de la vida, una vida que algunos de los más jóvenes adulteran, ajenos al riesgo, con drogas que no hacen otra cosa más que alejarlos de esa realidad tan preciada que se llama presente. Sobre este fenómeno, el médico Javier Hernández, que fue portavoz del Plan Nacional sobre Drogas, señala que «el auténtico problema es por qué consumimos». En este sentido, indica que «el drogodependiente expresa a través de la ingesta de sustancias tóxicas un defecto de formación como persona, lo que en psicología se denomina un gap de personalidad».

En cuanto al aumento del consumo en los meses de verano, Hernández propone «disminuir los factores de riesgo y potenciar los de protección». Entre los primeros, destaca la baja percepción del riesgo, «como si tomar alcohol o pastillas no tuviera ninguna consecuencia más que la diversión». Como ejemplo, cita «el modelo del tabaco», pues, a su juicio «hoy nadie es más libre ni progresista por el hecho de fumar».


Marta Borcha, Madrid
LA RAZÓN, 3 de julio de 2006

cerrar 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.