• Youtube
  • Facebook
  • Webmail
Gaztetxo.comwww.gaztetxo.com
Cartelera

Instrucciones:

a) subir una imagen de tamaña de ancho 340 pixeles. El alto puede ser 455 pixeles o cualquier otro.

b) el título de la sección se indica en el campo RESUMEN

  • Sábado, 6 de abril de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30 Ver más
Noticias destacadas

Somos la Asociación Juvenil Centro Juvenil María Auxiliadora.
Estos son nuestros datos:

Centro Juvenil «Maria Auxiliadora» Gaztetxo Elkartea
SALESIANOS DONOSTIA
Lizardi kalea, 12 (Intxaurrondo auzoa)
CP 20015
DONOSTIA/SAN SEBASTIÁN (Gipuzkoa)

Email Ofic. de Comunicación: info@gaztetxo.com
Email Entradas Teatro:
musical@gaztetxo.com

Web desarrollada con DM Corporative.
Todos los derechos reservados.

acc

NANCLARES DE LA OCA: Adolescentes extranjeros

Su irrupción, cada vez más nutrida, provoca parecido espanto que el que suscitaran las huestes de Almanzor. Estos chavales han sido noticia en varios lugares de nuestra geografía nacional: Orduña, Urnieta, Loiu. Ahora es Langraitz [Nanclares de la Oca] la que trata de ahuyentar la chusma de mozuelos sarracenos.


No tildaré a las «fuerzas vivas» de Langraitz de ser el reducto intolerante de una sociedad acogedora. ¡Ojalá fuera así! Sus reacciones, algunas de ellas impregnadas de racismo grueso, son desgraciadamente frecuentes. Cada vez que se pretende instalar en nuestro entorno un recurso para extranjeros reproducimos rechazos similares. Envueltos, eso sí, en declaraciones previas de buena voluntad; confesiones no solicitadas que suenan a secretas autojustificaciones. Y proclamamos la bondad del proyecto siempre que se instale en lugar distante. Sobra decir que los residentes del lugar sugerido bufan como hipopótamos cuando saben que les van a endilgar lo que otros rechazan. En fin, solidaridad colectiva en estado puro.

Tampoco negaré los destrozos que algunos de estos chavales ocasionan. Ásperos, como cualquier adolescente, con el agravante de unas expectativas distorsionadas, escasos hábitos de convivencia y en ausencia de familiares que frenen sus impulsos. No rebatiré los hechos que se citan, pero sí añadiré aspectos que se omiten. Se destaca la insolencia de ciertos menores y se ocultan los intereses de ciertos mayores, defensores exaltados de sus plusvalías inmobiliarias. Aireando las conductas violentas de algunos chavales, silenciamos la problemática social de todos ellos. Los menos, han viajado con la obsesión de obtener por la tremenda todo aquello que les deslumbra. Otros, los más, llegan con la legítima pretensión de sobrevivir a una muerte siempre rondera. Miserables en su tierra, se arriesgaron en el intento de alcanzar la nuestra. Y se afanan, con más empeño que el que corresponde a su edad, para integrarse en Euskal Herria. Las crónicas no hablan de ellos porque no cometen desmanes y la abnegación no es noticia. Es obvio que su buen proceder no resuelve los conflictos que generan los demás. Pero deberían ser tomados en cuenta cuando se rechaza a todos ellos de forma indiscriminada.

A los otros, podríamos tirarlos al mar o empapuzarlos de cuscus aliñado con matarratas. Así y todo, seguirían llegando ya que nuestra abundancia les fascina. Se impone un reparto más equilibrado de la riqueza mundial. Y un abordaje más sereno de la problemática de estos chavales que, ahora, también es nuestra.


Jesús Valencia, Educador Social
GARA, 25 de julio de 2005

cerrar 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.