• Youtube
  • Facebook
  • Webmail
Gaztetxo.comwww.gaztetxo.com
Cartelera

Instrucciones:

a) subir una imagen de tamaña de ancho 340 pixeles. El alto puede ser 455 pixeles o cualquier otro.

b) el título de la sección se indica en el campo RESUMEN

  • Domingo, 23 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
  • Sábado, 29 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
Noticias destacadas

Somos la Asociación Juvenil Centro Juvenil María Auxiliadora.
Estos son nuestros datos:

Centro Juvenil «Maria Auxiliadora» Gaztetxo Elkartea
SALESIANOS DONOSTIA
Lizardi kalea, 12 (Intxaurrondo auzoa)
CP 20015
DONOSTIA/SAN SEBASTIÁN (Gipuzkoa)

Email Ofic. de Comunicación: info@gaztetxo.com
Email Entradas Teatro:
musical@gaztetxo.com

Web desarrollada con DM Corporative.
Todos los derechos reservados.

acc

El uso masivo del móvil por niños y adolescentes les induce al aislamiento

Uno de cada dos chavales de entre 10 y 14 años tiene un teléfono móvil propio, según la última encuesta del Instituto Vasco de Estadística. «A veces se valen de él para ocultar su miedo a relacionarse», según Beatriz Yubero.


Uno de cada dos niños vascos de entre 10 y 14 años tiene teléfono móvil propio y si se mantiene la tendencia en muy poco tiempo será difícil encontrar a alguien que no lo tenga. Lo que está constatado es que no es infrecuente que su uso compulsivo aísla al niño de su entorno y sustituye negativamente sus destrezas y habilidades para la interacción social. ¿Para que ir a jugar con los amigos si ya tengo el móvil para los juegos y para mandarles mensajes? En algunos casos, el móvil, es el «instrumento» del que se valen para ocultar su «miedo a una relación directa con los demás», en definitiva, para enmascarar su soledad.

El Instituto Vasco de Estadística señala en su última encuesta sobre la sociedad de la información que esta socialización fulgurante -hace un año sólo tenía móvil uno de cada cuatro-, se plasma en que estos aparatos los poseen ya chavales de edad más temprana, en concreto el 1% de los que tienen entre seis y nueve años.

Detrás de la expansión masiva de la telefonía móvil en la infancia y adolescencia se ocultan, sin embargo, riesgos para su salud y desarrollo.

Además de la controversia no cerrada sobre los efectos nocivos que las emisiones celulares pudieran tener en el desarrollo cerebral de niños cuya masa craneal no está definitivamente desarrollada, algunos psicólogos advierten que existe un peligro real de que el móvil más que para comunicarse contribuya a aislar a sus usuarios.


Riesgo de adicción

Beatriz Yubero, psicóloga de la asociación Ekintza-Dasalud, que atiende a personas adictas al juego y a otros comportamientos compulsivos, recuerda que hace dos años ya trataron a dos adolescentes que se habían hecho adictos al móvil.

Considera que los datos del Eustat son «alarmantes» porque no existe una cultura para hacer un uso «sensato y responsable» de las nuevas tecnologías. Proporcionar un móvil a un niño, muchas veces justificado por la necesidad familiar de «tenerle localizable», entraña a su juicio un riesgo de crearle una dependencia que puede llegar a ser adictiva.

«La adicción al móvil está registrada como una nueva dependencia y en el caso de los niños y adolescentes, corren el riesgo de estar muchas horas jugando con él, pendientes de llamadas y mensajes, hasta el extremo de que lo utilizan para todo».

Mensajes SMS, juegos, cámara fotográfica, el móvil facilita al usuario un abanico de posibilidades tal que «puede inducirle al aislamiento». Si a este aparato se le suma el ordenador que muchos estudiantes tienen ya en sus hogares, el retrato del niño encerrado en la habitación con sus juguetes tecnológicos es cada vez más habitual.


Con la paga

¿Qué hacer? Restringir su uso, propone Yubero. A su juicio, los padres «deberían limitarles el uso a los fines de semana, que no lo lleven a la escuela y que los niños asuman con su paga el coste económico de las llamadas y mensajes. Que sean conscientes, porque no suelen serlo, de lo que cuesta». Uno de los adolescentes tratados en Ekintza-Dasalud generó una factura de 6.000 euros.

La psicóloga añade que el uso del móvil oculta en algunas casos problemas de incomunicación y en otros los difumina por la ficción de la comunicación virtual, sea a través del móvil o de chats y foros de internet, pero «siempre pone de manifiesto que hay una dependencia».

En la asociación Ekintza-Dasalud han tenido consultas de jóvenes que pasan muchas horas diarias conectados a internet y que además están pendientes del móvil. Para prevenir esas adicciones, «desde pequeños hay que controlar y hacer un uso racional de las nuevas tecnologías. No se trata de dar la voz de alarma, porque pronto raro será el que no tenga móvil, pero sí hay que enseñarles a los niños a utilizarlos», defiende Yubero.


Iñigo Urrutia, Donostia-San Sebastián
EL DIARIO VASCO, 12 de febrero de 2005

cerrar 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.