• Youtube
  • Facebook
  • Webmail
Gaztetxo.comwww.gaztetxo.com
Cartelera

Instrucciones:

a) subir una imagen de tamaña de ancho 340 pixeles. El alto puede ser 455 pixeles o cualquier otro.

b) el título de la sección se indica en el campo RESUMEN

  • Miércoles, 22 de mayo de 2024 PETER PAN Jr. The Musical SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 15:30
  • Viernes, 24 de mayo de 2024 PETER PAN Jr. The Musical SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 15:30
  • Domingo, 26 de mayo de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
Noticias destacadas

Somos la Asociación Juvenil Centro Juvenil María Auxiliadora.
Estos son nuestros datos:

Centro Juvenil «Maria Auxiliadora» Gaztetxo Elkartea
SALESIANOS DONOSTIA
Lizardi kalea, 12 (Intxaurrondo auzoa)
CP 20015
DONOSTIA/SAN SEBASTIÁN (Gipuzkoa)

Email Ofic. de Comunicación: info@gaztetxo.com
Email Entradas Teatro:
musical@gaztetxo.com

Web desarrollada con DM Corporative.
Todos los derechos reservados.

acc

Crítica de la película «La mala educación», de Pedro Almodóvar (Salesianos Córdoba)

La gloria del Oscar último, lo encumbró tanto —y se lo merecía por su película "Todo sobre mi madre"— que parece haber descendido de ese olimpo con esta décimo quinta película que nos presenta el autor manchego. Quizá se lo creyó "demasiado". Y cuando digo demasiado es porque, a la luz de esta "La mala educación", el Almdóvar de antes era más atinado y menos complejo a la hora de contar una historia comprensible para todos. Ha vuelto a su mundo íntimo. En él anidan resentimientos de la época franquista —tema trillado en el cine español— contra la educación de aquellos años en los colegios religiosos. Se ha centrado en lo que él piensa acerca de la pederastia; lo que está de moda en la sociedad de hoy. El film que nos trae entre manos, se ve con la atención que requiere una obra suya y, al mismo tiempo, con la curiosidad que despiertan sus declaraciones, entre las cuales está la invitación a que el anciano y bueno del Papa vea su película. ¡Como si él no conociera las debilidades humanas de hoy! Centrándome en su obra, diré que es de las que menos me han gustado de su amplia filmografía. Porque, aparte de la primera media hora, —con un buen arranque en el encuentro de los antiguos compañeros en un triángulo amoroso—, lo demás se ve con cierto desasimiento, debido al desequilibrio entre la forma y el contenido. La primera es la presentación de los hechos: dos chicos homo y un sacerdote pederasta, sus encuentros en el año 80 y en seguida comienza con la narrativa compuesta de muchos flash-backs atrás y adelante en el tiempo. Son los momentos en los que se presenta la intriga y la pasión sexual del ambiente gay, muy esquematizados y repletos de un anecdotario que, al fin de cuentas, va a contribuir a que el guión descuide el estudio serio de los personajes. Todos ellos están permeados por la venganza, la pasión ciega y la tensión a la propia autodestrucción por las secuelas que han marcado en cada uno aquellos actos de su infancia colegial, realizados con elipsis logradas en los chicos, no así ya de mayores. El guión, a pesar de que lo ha escrito él mismo y, en el fondo, es una autobiografía, no profundiza bien en los papeles del sacerdote y el de los dos chicos homo y sus relaciones amorosas-sexuales. La denuncia a la Iglesia y a todos sus ministros —como si todos fueran así— era una de sus ideas que quería plasmar en su día en las pantallas. Ha hecho bien en cumplir con uno de sus sueños. Un tema que, por otra parte, dado lo que ha pasado últimamente, pasa ya a un segundo plano de la actualidad. Pero el guión —vuelvo a repetir— se ha ido demasiado tras un mundo underground, surrealista y complejo en donde afloran los gays y la clara tendencia hacia lo melodramático —recurso facilón— para que los fans de su obra lo sientan y lo admiren más aún. Y si les gusta, ¡magnífico!; pero raras veces había empleado el tono culebrón en sus films anteriores. Este tono le da a la narración un modo peculiar de falta de imaginación —brillante hasta ahora en él, salvo algunas buenas angulaciones— pero las ha obviado, porque las escenas sexuales que muestran son groseras dentro de una puesta en escena que llega a resultar un tanto aburrida y molesta por su densa carga de agresividad estética. El sexo es la enfermedad que engloba toda la atmósfera del film. Para espectadores poco habituados a los cambios narrativos, les será difícil seguir el film. Sí, porque los flash-backs hacia atrás y adelante complican la linealidad de la narración en exceso. Esta mezcla de realidad y de ficción —al estilo del cine de Luis Buñuel (surrealista)— es tan difícil que, salvo a los buenos cinéfilos, les costará digerirlo por la dificultad de tener que seguir varias líneas narrativas al mismo tiempo. Por otra parte, este estilo no llega a emocionar por su complicada narrativa. No dan los protagonistas ni un respiro al espectador. Son seres marcados por el desgarro y obsesionados por sus pasiones. Los secundarios, sin embargo, sí dan un poco de contrapunto a los primeros. Al salir de la visión de "La mala educación", uno le da vueltas a la cabeza. Y pienso que, entre algunas cosas buenas que tiene la estética del film, su contenido, sus homenajes a cineastas y a géneros cinematográficos, la idea que más viva acude a la mente es que este Almodóvar —sin ser malo— no es el mismo que uno había encontrado en sus obras anteriores. Se le nota la falta de frescura narrativa, el manantial de su ingenio creativo parece que ha sufrido un corte y, para arreglar esa escasez, ha acentuado la gesticulación, siendo así que él no es dado a esto en su cine, aunque sí lo demuestre últimamente en la realidad de su vida personal, tan conocida de todos pos sus declaraciones, en las que parece erigirse en el corifeo de la verdad, del arte y de la política. En síntesis: Aparte del tema trillado de la educación religiosa en la época franquista, Almodóvar no llega a entusiasmar por causa del desequilibrio narrativo de su película número 15. No ha enseñado nada nuevo que no se supiera ya por otros filmes nacidos al mismo tiempo de la democracia. Mucho ruido y no muchas buenas nueces. Algo decepcionante respecto a la promoción abundante que de ella ha llevado a cabo. El tiempo lo dirá. Ni siquiera pasará como documento válido y a tener en cuenta en las filmotecas porque, lo quiera o no lo quiera, el film adolece de objetividad narrativa. Dirección: Pedro Almodóvar. Guión: Pedro Almodóvar. Fotografía: José Luis Alcaine. Música: Alberto Iglesias. Intérpretes: Gael García Bernal, Fele Martínez, Javier Cámara, Daniel Jiménez Cacho, Lluis Homar, Francisco Boira, Francisco Maestre, Juan Fernández. Felipe Santos Campaña SALESIANOS-CORDOBA.com, 29 de marzo de 2004
cerrar 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.