• Youtube
  • Facebook
  • Webmail
Gaztetxo.comwww.gaztetxo.com
Cartelera

Instrucciones:

a) subir una imagen de tamaña de ancho 340 pixeles. El alto puede ser 455 pixeles o cualquier otro.

b) el título de la sección se indica en el campo RESUMEN

  • Sábado, 22 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
  • Domingo, 23 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
  • Sábado, 29 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
Noticias destacadas

Somos la Asociación Juvenil Centro Juvenil María Auxiliadora.
Estos son nuestros datos:

Centro Juvenil «Maria Auxiliadora» Gaztetxo Elkartea
SALESIANOS DONOSTIA
Lizardi kalea, 12 (Intxaurrondo auzoa)
CP 20015
DONOSTIA/SAN SEBASTIÁN (Gipuzkoa)

Email Ofic. de Comunicación: info@gaztetxo.com
Email Entradas Teatro:
musical@gaztetxo.com

Web desarrollada con DM Corporative.
Todos los derechos reservados.

acc

Pobres, sin papeles y muy jóvenes (LA VANGUARDIA)

En España ejercen la prostitución más de 50.000 inmigrantes, según las estimaciones más prudentes. Las colombianas son mayoría en los clubs, y las subsaharianas suelen trabajar en la calle. Es casi imposible cuantificar el número de prostitutas extranjeras que hay en España. Las estimaciones más elevadas hablan de más de 200.000 y las más prudentes, de 20.000. La primera parece algo elevada y la segunda demasiado tímida, pues sólo en los clubs de alterne la Guardia Civil identificó a lo largo del año 2001 a más de 16.000 mujeres que ejercían como meretrices, según un informe de esta institución. El 91% de ellas no eran españolas. Esas cifras estadísticas, de las pocas que pueden calificarse como oficiales, permiten apuntar que en España ejercen este oficio más de 50.000 mujeres extranjeras sin miedo a equivocarse, pues no recogen a quienes trabajan en las ciudades, en las calles o en domicilios particulares. Lo que sí que está más contrastado es cómo son quienes, venidas desde lejos, se ofrecen en el mundo del sexo. A pesar del dramatismo de los casos en que algunas mujeres son engañadas con falsas promesas de otros trabajos, los estudios al respecto, como el llevado a cabo por la socióloga gallega Laura Oso, reflejan que sólo el 10% de las inmigrantes que se prostituyen han sido engañadas y obligadas. Claro que sobre la prudente cifra apuntada anteriormente del número total de inmigrantes que se prostituyen ese porcentaje supondría nada menos que 5.000 mujeres. Pero las denuncias no alcanzan siquiera los 100 casos al año. El miedo con el que viven estas mujeres explotadas les lleva a soportar en silencio las presiones con la esperanza de que no duren demasiado y puedan regresar a sus casas con algo de dinero. Diferente es que quienes saben que llegan a España para ofrecer su cuerpo ignoren las leoninas condicionas económicas en que lo harán hasta que paguen la deuda contraída con la organización que les sufragó el viaje y les procuró el “empleo”. Parece que esta situación está mucho más difundida. Estudios realizados en Colombia afirman que sólo un 20% de quienes viajan al Viejo Continente con este objetivo no ha practicado la prostitución en su país. Una clave para la escasez de denuncias hay que buscarla en un trabajo de los investigadores Pablo Andrade y Marta Casals en Galicia, en el que se dice que entre el 73% y el 90% de las prostitutas inmigrantes –dependiendo de su nacionalidad– no tiene documentación, lo que explicaría su miedo a acudir a la policía. El colectivo Alai de mujeres latinoamericanas describe a quienes viajan a Europa para prostituirse como mujeres muy jóvenes, de entre 19 y 25 años, con estudios primarios o secundarios interrumpidos, pertenecientes a una clase social media-baja y que suelen ser solteras o madres sin marido. En cuanto a de dónde provienen, sabido es que las hay colombianas, brasileñas, dominicanas, del África subsahariana y de Europa del Este. El referido informe de la Guardia Civil apunta que las colombianas son mayoría en los clubs de alterne, donde también hay rusas y de otros países de su influencia, mientras que en las calles son más visibles las jóvenes de raza negra, nigerianas en su mayoría, aunque también las hay de otros países subsaharianos. Entre este último grupo la policía ha constatado reiteradamente la existencia de grupos organizados cuyo único cometido es la explotación sexual de las jóvenes que traen a España. También está comprobado que las subsaharianas suelen ser incluso más jóvenes –se ha detectado a algunas menores– y con un nivel socioeconómico inferior. En cuanto a la motivación, las Naciones Unidas no dudan en asegurar que no existe la prostitución ejercida libremente y que las mujeres se ven obligadas a ello por situaciones de empobrecimiento, de desestructuración familiar o de inmigración clandestina, entre otras. Eso casa pefectamente con los testimonios de las propias meretrices, quienes en numerosas investigaciones sociológicas describen su paso por el mundo del sexo como una estancia temporal, movidas por la obtención de una gran cantidad de dinero en un tiempo relativamente breve. Las prostitutas cobran entre 30 y 60 euros por servicio, dependiendo de si éste se realiza en la calle, en clubs o en pisos. Una sencilla multiplicación puede dar a entender el alcance de las ganancias, pero en el caso de las inmigrantes la mayor parte es para pagar su deuda y su propia manutención. Algunos meses incluso les deben dinero a sus jefes. Luis Izquierdo, Madrid LA VANGUARDIA, 7 de septiembre de 2003
cerrar 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.