• Youtube
  • Facebook
  • Webmail
Gaztetxo.comwww.gaztetxo.com
Cartelera

Instrucciones:

a) subir una imagen de tamaña de ancho 340 pixeles. El alto puede ser 455 pixeles o cualquier otro.

b) el título de la sección se indica en el campo RESUMEN

  • Sábado, 22 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
  • Domingo, 23 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
  • Sábado, 29 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
Noticias destacadas

Somos la Asociación Juvenil Centro Juvenil María Auxiliadora.
Estos son nuestros datos:

Centro Juvenil «Maria Auxiliadora» Gaztetxo Elkartea
SALESIANOS DONOSTIA
Lizardi kalea, 12 (Intxaurrondo auzoa)
CP 20015
DONOSTIA/SAN SEBASTIÁN (Gipuzkoa)

Email Ofic. de Comunicación: info@gaztetxo.com
Email Entradas Teatro:
musical@gaztetxo.com

Web desarrollada con DM Corporative.
Todos los derechos reservados.

acc

Rosa y Vanesa se dan el «sí»

Dos camareras vitorianas de 21 y 22 años protagonizaron ayer la primera boda simbólica de lesbianas celebrada en el País Vasco. No hubo arroz, ni flores, ni tules, ni vivas, ni tampoco padrinos. La primera boda simbólica entre dos lesbianas que se celebraba en el País Vasco careció de adornos nupciales y hasta de invitados. Rosa y Vanesa, dos camareras vitorianas de 21 y 22 años, respectivamente, deseaban sellar año y medio de convivencia en la más absoluta intimidad. La hora prevista para el enlace era las doce y media de la mañana y, como aconseja la tradición, las novias llegaron tarde. Eso sí, lo hicieron juntas, a bordo de un taxi que mandaron aparcar a una distancia prudencial de la puerta principal del Ayuntamiento de Vitoria. La oficiante de la unión elegida por las jóvenes, la concejala de Igualdad, la popular Raquel Martínez, se apresuró a recibirlas y, también, a protegerlas de los medios de comunicación. «No nos hagáis fotos. Queremos que sea algo íntimo», se limitaron a decir mientras se cubrían las caras y sorteaban a los novios e invitados de la boda anterior. Visiblemente nerviosas y vestidas con ropa de calle, enlazaron las manos para subir las escaleras del Ayuntamiento al son de los txistus municipales. Tan sólo se dejaron acompañar por dos niños, sobrinos de Rosa. Una vez en el salón noble del Consistorio de la capital alavesa, las jóvenes respondieron con un «sí, quiero» a una pregunta deliberadamente modificada a la que se formula en los enlaces convencionales. Así, en lugar de «¿consientes en contraer matrimonio con?», escucharon un «¿quieres libremente unir tu vida a... y formar con ella una unión afectiva y estable, y constituir así una nueva familia?» De igual modo, la pareja se conformó con oír referencias a la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, que «prohíbe toda discriminación y, en particular, la ejercida por motivos de orientación sexual», en lugar de al Código Civil español, que no permite uniones entre personas del mismo sexo. Por la puerta de atrás El intercambio de unas alianzas de plata y la firma de las actas dieron por rematada una ceremonia protagonizada por «dos mujeres muy emocionadas» -aseguró la oficiante-, y que ya no se volvieron a dejar ver. «Nos han pedido que les abriéramos la puerta de atrás y obviamente hemos accedido», aclaró la concejala. El enlace de Rosa y Vanesa es la segunda boda simbólica homosexual que se celebra en la Casa Consistorial de la capital alavesa. La anterior tuvo lugar el pasado noviembre y, en aquella ocasión, la protagonizaron dos hombres. Fue, a su vez, la segunda que se oficiaba en el País Vasco. EL CORREO, 26 de enero de 2003
cerrar 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.