• Youtube
  • Facebook
  • Webmail
Gaztetxo.comwww.gaztetxo.com
Cartelera

Instrucciones:

a) subir una imagen de tamaña de ancho 340 pixeles. El alto puede ser 455 pixeles o cualquier otro.

b) el título de la sección se indica en el campo RESUMEN

  • Domingo, 23 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
  • Sábado, 29 de junio de 2024 LA SIRENITA El musical de Disney SALESIANOS DONOSTIA Antzokia 17:30
Noticias destacadas

Somos la Asociación Juvenil Centro Juvenil María Auxiliadora.
Estos son nuestros datos:

Centro Juvenil «Maria Auxiliadora» Gaztetxo Elkartea
SALESIANOS DONOSTIA
Lizardi kalea, 12 (Intxaurrondo auzoa)
CP 20015
DONOSTIA/SAN SEBASTIÁN (Gipuzkoa)

Email Ofic. de Comunicación: info@gaztetxo.com
Email Entradas Teatro:
musical@gaztetxo.com

Web desarrollada con DM Corporative.
Todos los derechos reservados.

acc

Juan Pablo II comienza en Canadá el 97º viaje de su Pontificado.

El Papa visitará Canadá, Guatemala y México desde el 23 de julio hasta el 2 de agosto. El avión del Papa, un MD11 de la compañía Alitalia, despegó del aeropuerto romano de Fiumicino a las 10.00, y aterrizó en el aeropuerto de Toronto, sobre las 19.00, hora peninsular, tras haber recorrido los 7.147 kilómetros que separan ambas ciudades. Dadas sus precarias condiciones físicas, que le impiden prácticamente andar, Juan Pablo II no subió al avión utilizando las habituales escalerillas, sino mediante una plataforma elevadora. Tras aterrizar en Toronto, Juan Pablo II se desplazó en helicóptero a la pequeña isla de Strawberry, en el lago Simcoe, donde descansará hasta su primera aparición pública, prevista para el 25 de julio. Jornada Mundial de la Juventud. En Toronto, el Papa presidirá la Jornada Mundial de la Juventud, a la que se espera que asistan unos 300.000 jóvenes. El día 29 se trasladará a Guatemala, donde al día siguiente canonizará al religioso de origen español Pedro de Betancur. A continuación, viajará a Ciudad de México, donde el día 31 proclamará santo al indio Juan Diego, el indígena al que se apareció la Virgen de Guadalupe en 1531, en una ceremonia a la que se espera asistan cientos de miles de mexicanos. El regreso del Pontífice a Roma está previsto para el 2 de agosto. El Papa viaja acompañado por un numeroso séquito, en el que destacan el secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Angelo Sodano; el presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, el cardenal James Francis Stafford, y el cardenal José Saraia Martins, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos. También le acompaña su médico personal, Renato Buzzonetti; el portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls, y miembros de la seguridad vaticana, además de setenta periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión. Algunos datos. El Papa regresa a América al límite de sus fuerzas. Hasta tal punto que su presencia en actos públicos y, sobre todo, sus discursos se han reducido al mínimo. La sustancia de su visita no está en su palabra, débil, casi inaudible, sino en su imagen de anciano peregrino. El cuidado de Wojtyla, que requiere una atención constante, incluso en un entorno familiar como el Vaticano, se hace más exigente en un desplazamiento de estas características, sometido a cambios de horarios, alimentación y ambiente. Hace tiempo que la agenda del Pontífice se ha adaptado a la situación de semi-invalidez que le ha provocado la artrosis. Aunque se niega a utilizar ninguna de las 15 sillas de ruedas que ha recibido como regalo, el mobiliario de su departamento ha sido adaptado, con la colocación de ruedas en sillas y sillones, para evitarle caminar. Las audiencias son cada vez más breves y, cuando es posible, se celebran en una sala especial del tercer piso del palacio apostólico, a un paso del apartamento privado de Juan Pablo II, y no en la biblioteca del segundo piso, como era tradicional. En esta última fase de su pontificado (en octubre cumplirá 23 años al frente de la Iglesia) se ha acentuado, sobre todo, la importancia del equipo médico. Junto a Wojtyla están siempre Renato Buzzonetti, de 73 años, su médico de cabecera, y sor Tobiana, la monja-enfermera polaca que lo sigue en todos los viajes, pero también otros especialistas de los que se sabe poco. El corazón del Pontífice, en otro tiempo un vigoroso deportista, se ha debilitado como consecuencia de la pérdida de capacidad pulmonar que le ha causado el encorvamiento del tórax. Wojtyla debe ingerir, además, la medicación, con levodopa, para controlar los síntomas del Parkinson. La dura experiencia del último viaje a Azerbaiyán y Bulgaria, donde Juan Pablo II apenas pudo pronunciar palabra y apareció agotado en todo momento, se ha tenido en cuenta para reducir la agenda de esta visita. De Strawberry Island el Papa sólo saldrá, brevemente, el 25 de julio para participar en la fiesta de acogida de los jóvenes que participan en esta XVII edición de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El encuentro con las autoridades canadienses se ha aplazado al sábado 27, cuando el Papa participará también en la vigilia de plegaria con los jóvenes, que culminará con la misa solemne del domingo siguiente, que clausurará las jornadas. Wojtyla no encontrará esta vez la impresionante multitud de jóvenes que lo aclamaron en Roma, en la edición anterior de la JMJ, en agosto de 2000. La perfecta organización anglosajona no ha podido evitar que la cifra de asistentes haya quedado muy por debajo de las expectativas, -700.000 personas-, de por sí modestas comparadas con la edición romana. Si se llegase a las 350.000 personas, la Iglesia canadiense cubriría por lo menos los gastos descomunales que ha representado esta celebración. El arzobispo de Toronto, Aloysius Ambrozic, y el secretario general de la Conferencia Episcopal canadiense, Peter Schonenbach, han culpado al pánico provocado por el 11 de septiembre de este relativo fracaso. Calculan en más de 150.000 las bajas de asistentes procedentes de Estados Unidos, pero ha sido notable también el hueco dejado por los jóvenes mexicanos y los de otros países de Latinoamérica, que se conformarán con encontrar al Papa en Ciudad de México o en Guatemala. Schonenbach ha reconocido que la decisión final de que el Papa presidiera la canonización del indio Juan Diego en México, el 31 de julio, ha resultado muy negativa para Toronto. Los obispos canadienses confían, no obstante, en que la figura del Pontífice, el Papa más popular de la historia moderna, pueda levantar el ánimo del catolicismo -que profesan un 45% de los 31 millones de canadienses-, hoy en franca decadencia. Será, además, la última oportunidad de recibir a Karol Wojtyla en esas latitudes. EL PAÍS, 22 y 23 de julio de 2002.
cerrar 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.